top of page
Buscar
  • dupla

Cómo escribir un análisis retórico - paso a paso

¿Cómo se escribe un análisis retórico? Esta es una pregunta que a menudo me hacen los estudiantes. La Rhetorica es la ciencia de la persuasion y el análisis retórico es una forma de analizar la persuasion. A menudo se confunde con la crítica literaria, pero son muy diferentes. La crítica literaria analiza el texto en sí, mientras que el análisis retórico examina cómo se usan los elementos del lenguaje para persuadir o influir en el lector.





Hay muchas maneras de escribir un análisis retórico, pero voy a enseñarte un método fácil de seguir paso a paso. Esto es lo que necesitarás:


1. Un ejemplo de texto persuasivo. Puede ser cualquier cosa, desde un anuncio de televisión hasta un discurso político.


2. Papel y lápiz.


3. Una calculadora (opcional).


4. Un diccionario y/o una gramática (opcionales).


Paso 1: Leer el texto persuasivo.


Para empezar, lee el texto persuasivo cuidadosamente. Intenta no dejar nada sin leer e incluso lee en voz alta para asegurarte de no perderte nada. Una vez que hayas terminado, piensa en lo que el autor trata de hacer. ¿Qué quiere que haga el lector? ¿Cómo lo está persuadiendo?


Paso 2: Identificar las estrategias retóricas.


Ahora que sabes lo que el autor quiere, puedes empezar a buscar las estrategias retóricas que utiliza para persuadir. Estas son algunas de las más comunes:


Ethos: El autor se presenta como una persona digna de confianza.


Logos: El autor usa la lógica y los hechos para persuadir.


Pathos: El autor usa los sentimientos para persuadir.


Kairos: El autor usa el tiempo o el momento oportuno para persuadir.


Metáfora: El autor usa la comparación para persuadir.


Antítesis: El autor usa el contraste para persuadir.


Testimonio: El autor usa el testimonio de otras personas para persuadir.


Paso 3: Analiza cómo se usan las estrategias retóricas.


Ahora que has identificado las estrategias retóricas, puedes empezar a analizar cómo se usan. Para hacer esto, necesitas medir la intensidad de cada una. Puedes hacer esto utilizando una simple tabla de 4 celdas. En la primera columna, escribe el nombre de la estrategia; en la segunda columna, escribe "baja"; en la tercera columna, escribe "media"; en la cuarta columna, escribe "alta".


A continuación, lee el texto de nuevo y, cada vez que veas una estrategia retórica, anota una "X" en la columna correspondiente. Cuenta el número total de estrategias en cada columna y multiplica el número por la intensidad de la estrategia.


Por ejemplo, si hay 3 estrategias retóricas en la columna de baja intensidad, la puntuación sería 3x1=3. Si hay 5 estrategias en la columna de alta intensidad, la puntuación sería 5x3=15. La puntuación total es la suma de todas las puntuaciones individuales.


Paso 4: Conclusión.


Una vez que hayas terminado de analizar el texto, puedes escribir una breve conclusión. En esta conclusión, debes responder a preguntas como:


¿Qué estrategias retóricas se usaron con más frecuencia?


¿Qué estrategias retóricas tuvieron la mayor puntuación total?


¿Cómo se relacionan las estrategias retóricas con el objetivo del texto?


¿Qué efecto tuvo el texto en ti?


¿Crees que el texto fue eficaz? ¿Por qué o por qué no?


Consideraciones finales


Escribir un análisis retórico puede parecer abrumador, pero con un poco de práctica se convertirá en un proceso natural. Recuerda seguir estos pasos:


Leer el texto persuasivo. Identificar las estrategias retóricas. Analiza cómo se usan las estrategias retóricas. Conclusión.


Y si todavía te sientes atascado, siempre puedes consultar a un experto.


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page